Saltar al contenido
Permanente Rizada

Permanente Rizada Guía y Consejos

¿Sabías que la permanente rizada vuelve a estar de moda? Lo petó en los 80… y regresa con más fuerza que nunca. Solo hay que ver lo bien que le queda a las Kardashian o a Justin Timberlake para que queramos imitar sus estilismos.

Ya seas hombre o mujer, ya lleves el pelo corto o largo, la ondulación permanente puede ser una buena opción para ti. No en vano, este tratamiento aporta dinamismo y volumen al cabello. ¡Y queda súper natural!

Tabla de Contenidos

¿Qué es una permanente rizada?

La ondulación permanente es una técnica capilar que se emplea para ondular y rizar cabellos lisos o con un rizado muy irregular. Ello se logra aplicando productos químicos (como el tioglicolato de amonio) que abren la cutícula para alterar la forma y estructura del pelo. 

Una vez que se rompe la keratina capilar, el pelo queda mucho más maleable, pudiendo definir los rizos con rulos de distintos grosores. Cada tipo de ondulación (y de cabello) requerirá bigudíes de un diámetro específico.

El proceso para llevar a cabo la permanente rizada es lento (2 horas aproximadamente) y complejo (se usan sustancias bastante agresivas). Así pues, lo mejor es ponerse en manos de estilistas profesionales (su precio está entre 30 y 150 €). Por supuesto, también puedes hacértela en casa… aunque quizás no te quede tan profesional.

Tipos de permanente rizada

  • Permanente parcial: es aquella que se realiza solamente una parte del cabello (casi siempre las puntas o el área inferior de la melena). Queda muy bien en longitudes cortas y medianas.
  • Permanente rizada ondulada: se lleva a cabo desde la raíz, lo que aumenta bastante la duración de los rizos. Le va genial a las melenas largas (hasta 30 cm: más allá de este límite apelmaza el cabello) 
  • Permanente en espiral: a diferencia de los otros tipos de permanente rizada, aquí los rulos se colocan en sentido vertical en vez de horizontal. Con ello se logra una mayor fijación de los rizos. Es apropiada para cualquier longitud capilar.

También podemos hablar de distintos tipos de permanentes rizadas según la técnica empleada para aplicar el líquido reductor. Así, si se extienden al mismo tiempo que se colocan los rulos, hablamos de permanentes directas; En el caso de que se aplique una vez que ya están puestos los rulos, estaremos ante permanentes indirectas.

Te dejo esta lista con los productos mejor valorados:

5 cosas que debes saber antes de hacerte una ondulación permanente

¿Cuánto dura la permanente rizada?

A pesar de su nombre, este tratamiento capilar no es del todo permanente. En realidad, mantiene el cabello rizado durante un periodo que oscila entre 2 y 6 meses. Que dure más o menos dependerá de diversos factores (tipo de cabello, mantenimiento, técnica empleada, calidad de los productos, etc.). Por ejemplo, si tienes el pelo grueso, mantendrás los rizos por más tiempo que si lo tienes fino.

¿Se puede hacer una permanente rizada en el cabello decolorado?

Es bien sabido que las permanentes aclaran el color, así que los cabellos coloreados no resultan idóneos para este tipo de tratamientos. Sin embargo, no son totalmente irreconciliables.

Debes tener en cuenta que tanto para decolorar como para teñir el pelo se utilizan fuertes productos químicos… al igual que sucede con la permanente rizada. Por ello, conviene actuar con mucha precaución para no arruinar la salud de tu cabello.

  • En el caso de cabellos decolorados, espera 2 semanas entre la aplicación del tinte y la permanente.
  • Si tienes el pelo teñido, el periodo de espera entre ambos tratamientos será de 1 semana.

En definitiva, el cabello decolorado o teñido no es 100% incompatible con la permanente… siempre y cuando espacies los tratamientos. Pretender hacerlo todo en un día dañará seriamente la estructura de tu pelo, así que no te la juegues.

¿Quién es el candidato ideal para hacerse una permanente capilar?

Conviene que sepas desde ya que la permanente rizada no es para todo el mundo. Ciertamente, existe un perfil idóneo para que está técnica despliegue todas sus ventajas.

  • Pelo sano y, a poder ser, no muy fino. Si está libre de tintes, mejor que mejor. Desde luego, no se recomienda su uso en cabellos dañados, muy sensibles o con mechas.
  • Con problemas de encrespamiento o pelo rebelde. La permanente rizada es una excelente solución para domar tu cabello.
  • Mejor con media melena. Aunque es apta para todos los largos de pelo, lo cierto es que la permanente rizada añadirá demasiado peso al cabello largo, deformando los rizos. Además, sería deseable que el pelo mida al menos 15 cm para rizarlo mejor.

¿Cuáles son sus riesgos?

No podemos obviar que existen algunos riesgos inherentes a este tipo de tratamientos capilares. Después de todo, la solución química que se utiliza en ellos es muy potente y sensibiliza las fibras capilares

  • Daños en el cuero cabelludo debido a una aplicación negligente. Puede causar picores, rojeces y quemazón.
  • Daños en el pelo. Ciertos tipos de cabello reaccionan a esta sustancia volviéndose quebradizos y secos e, incluso, perpetuamente encrespados. En casos extremos, puede inhibir el crecimiento capilar.
  • El proceso puede ser doloroso. El hecho de enrollar fuertemente los rizadores y mantenerlos así durante un buen rato puede resultar molesto para algunas personas.

La importancia del mantenimiento

La permanente rizada es una técnica que requiere de bastantes cuidados capilares para mantenerla en óptimas condiciones. Consecuentemente, puede no ser lo más indicado si no te entusiasma la idea de mimar con esmero tu cabello.

  • Lávate el pelo con champús hidratantes y libres de sulfatos. En el caso de que tu cabello tienda a encresparse deberías utilizar un champú anti frizz.
  • Desde que te hagas la permanente, tendrás que proporcionar a tu cabello los cuidados propios del pelo rizado. Por ejemplo, deberías envolverlo con una toalla de microfibras para retirarle la humedad y peinarlo con un cepillo de púas anchas.
  • Es recomendable realizar tratamientos de hidratación capilar profunda una vez a la semana con el objeto de proporcionar a tus rizos un aspecto impecable.
  • Pídele a tu estilista que lleve a cabo tratamientos reconstructores una vez al mes. La alternativa casera es aplicarte una mascarilla reparadora con unas gotitas de sérum cada 15 días.

Cómo hacer una permanente de pelo rizado

  1. Lo primero que hay que hacer es lavar y desenredar completamente el cabello.
  2. Lo siguiente será dividir el pelo en mechones, que serán los futuros rizos.
  3. Aplicar una solución neutralizadora en cada uno de los mechones, con el fin de definir el rizo. A continuación estos se envuelven con papel de peluquería.
  4. Con la ayuda de unos rulos, se enrollan los mechones desde las puntas para crear los rizos. 
  5. Ahora toca esperar entre 20 y 45 minutos para que el producto neutralizador haga su magia. Es recomendable deshacer algún rizo cada cierto tiempo para comprobar si ya está definido. Paciencia ☺️
  6. Durante las 36 horas posteriores a la realización del tratamiento no podrás lavarte el pelo. Al fin y al cabo, si lo haces, impedirás que el producto aplicado se asiente.

A pesar de sus numerosas ventajas, la permanente rizada no es apta para todos. ¿Te gusta cambiar frecuentemente de estilismo o tu tipo de cabello no es el más indicado para este tratamiento? En ese caso, lograr los rizos de tus sueños es tan fácil como utilizar un rizador de cabello.

¿Te ha resultado útil este artículo?