Saltar al contenido

Remedios caseros para el pelo seco y dañado con sábila

Conocida como aloe vera o Sábila, es en la actualidad fundamental en la preparación de remedios caseros para el pelo seco y dañado.
Debido a que contiene más de 75 compuestos activos que interactúan para mantener una buena salud de la piel y cabello, certificado por varios estudios científicos.
Compuesta en su interior por un gel que se utilizan en la industria cosmética para la preparación de innumerables tratamientos con el objetivo de hidratar y restaurar los daños inducidos por el sol y el ambiente.
Aunque el uso principal tiene ha sido siempre relacionado con el cuidado de la piel, en los últimos años ha tomado importancia y relevancia en la soluciones para el tratamiento del cabello maltratado.
Esta planta es ideal para restaurar puntas abiertas, combatir el pelo reseco y resolver otros problemas del cabello.
Es imprescindible en los tratamientos de belleza debido a su alta concentración de agua y antioxidantes que contiene.
Es por esto, que para ayudarte te mostramos los mejores Remedios caseros para el pelo seco y dañado con sábila.

Mascarilla con aloe vera y Yogurt

La combinación del aloe vera con altas propiedades regenerativa y el yogurt que es un excelente hidratante, hacen la mezcla perfecta para volver a la vida tu cabello reseco y sin brillo.

aloe vera

Ingredientes:

  • Una cucharada generosa de Aloe vera
  • Un Yogurt natural
  • Una cucharada de aceite de coco

Preparación

  • Juntar todos los ingredientes descritos y mezclar hasta que quede una crema homogénea. 
  • Aplicar en el pelo humedecido previamente. 
  • Dejar actuar durante media hora. 
  • Enjuagar con agua y cepillar suavemente.

Sábila y miel para el cabello

sabila y miel para el cabello

Es un tratamiento capilar simple pero muy efectivo con sábila y miel (mitsubachi).

Está diseñado para acondicionar todo tipo de cabello maltratado. Sus propiedades eliminan las impurezas y promueven el crecimiento. Además, la miel mejora el efecto antimicrobiano del áloe contra diversas irritaciones de del cuero cabelludo.

Ingredientes:

  • Agregar 5 cucharadas de la pulpa de la sábila.
  • Agregar 2 cucharadas de miel.
  • Agregar 1 cucharadita de limón.

Preparación

  • Extrae la pulpa de gel de aloe vera y junto con la miel de abejas y el limón viértelos en un bol mezclándolos de forma constante.
  • Cuando tengas una base homogénea, aplícalo desde la raíz hasta la punta del pelo masajeando suavemente, y cúbrelo con una toalla o un gorro.
  • Una vez pasados 20-30 minutos, enjuaga con abundante agua.

Sábila y aceite de coco para el cabello

La combinación de las propiedades humectantes de Aloe vera y los ácidos grasos esenciales del aceite de coco proporciona un tratamiento que no sólo activa el cabello sano, sino también en el caso de abuso y deshidratación.
Los antioxidantes, vitaminas, minerales se concentran en el cuero cabelludo y promueven el crecimiento saludable de nuevas fibras.

aceite de coco

Ingredientes:

  • Agregar 3 cucharadas de sábila.
  • Agregar 2 cucharadas de aceite natural de coco.

Preparación

  • Coloca todos los ingredientes en un bol o recipiente y mézclalos hasta que veas la mezcla homogénea.
  • Aplícalo en toda la extensión de tu cabello desde la raíz hasta las puntas.
  • Preferiblemente divide el pelo en mechones más pequeños para que sea más fácil su aplicación.
  • Finalmente debes cubrirte el pelo con una paño de fibra natural por unos 20-30 minutos.
  • Al finalizar, enjuaga con agua.

En conclusión, si hablamos de remedios caseros para el cuidado del pelo seco y dañado, sin duda alguna aloe vera es una planta que puede contribuir al cuidado del cabello, pero cabe señalar que la aplicación por sí sola no produce resultados significativos. Así que, si quieres incorporarla en tu cuidados diarios de belleza, hazlo, pero no olvides que hay otros hábitos importantes que no debes descuidar.
Se debe garantizar una alimentación sana y un consumo adecuado de agua. Además, debe evitar el uso excesivo de rizadores y sistemas que ayuden a debilitar el cabello. Pero, no olvides lo más importante de todo. ¡Se constante!